¡cuestión de confianza!

De Cusco a Tumbes, dos historias de feminicidio y un presidente por designio de la vida

Hace una semana Eyvi murió. Vizcarra dijo que son los designios de la vida y hay que aceptarlos. ¿Qué debemos aceptar? ¿Morir solo por ser mujeres o aceptar que tenemos un gobierno cómplice de los feminicidios?

Clarys Cárdenas Torres

Publicado: 2018-06-08

Hace una semana Eyvi murió. Vizcarra dijo que son los designios de la vida y hay que aceptarlos. ¿Qué debemos aceptar? ¿Morir solo por ser mujeres o aceptar que tenemos un gobierno cómplice de los femicidios? 

Gloria Guillermina Pacheco Yucra (29) fue asesinada el viernes 1 de junio por Rudy Lee Deza Zárate (30), su conviviente. La mató de cinco puñaladas y luego intentó suicidarse, en un hotel del distrito de Wanchaq, Cusco. La policía encontró con vida a Rudy y lo condujo al Hospital de Contingencia Antonio Lorena, donde le salvaron la vida. Gloria denunció hasta en tres oportunidades a Rudy Lee, una de las denuncias afirma que él la amenazó de muerte. El 1 de junio cumplió su amenaza. ¿La vida de Gloria, se pudo salvar?

Carlos Humberto Bruno Paiva (43) roció gasolina y prendió fuego a Rosa Marisol Álvarez Rivera (27) el 15 de setiembre del 2016 en Zarumilla, Tumbes. Ella falleció 8 días después con el 85% de su cuerpo quemado. Carlos fue capturado el 16 de setiembre del 2016, en diciembre del 2017 fue condenado a 25 años de cárcel por el delito de feminicidio. El martes 5 de junio, la Sala Penal de Apelaciones de Tumbes anuló la sentencia. Los jueces José Luis Troya Acha, Oswaldo Simón Velarde Abanto y Óscar Ignacio Ortiz Valdiviezo ordenaron la liberación de Carlos Humberto y que se anule los antecedes policiales y judiciales. El feminicida salió limpio de polvo y paja de la cárcel.

La madre de Rosa Marisol, actualmente lucha por la tenencia de su nieta, quien quedó al cuidado de un familiar del asesino.

El 4 de junio, Martín Vizcarra, quien por designios de la vida es nuestro presidente, en mensaje a la nación dijo que la violencia contra la mujer es inaceptable y que desde su gobierno se impulsan medidas para frenarla ¿Cuáles son las medidas? ¿Será mejor y mayor presupuesto para la prevención de la violencia? ¿Sanciones más estrictas para quienes maltratan o sanciones para los jueces que liberan a un feminicida como Carlos Humberto Bruno Paiva? ¿Implementación del enfoque de género en la educación? No.

Las medidas son más presupuesto para la línea 100, para que las mujeres denuncien (¿se admite ya una denuncia llamando a esta línea?) y 50 nuevos Centros de Emergencia Mujer, para que cuando ya hayan agredido, golpeado o violado a una mujer, el Estado las atienda (o intente hacerlo).

Los CEM y la Línea 110 son herramientas muy importantes para afrontar la violencia, pero ninguna de estas herramientas genera un cambio real. Ninguna educa, ni guna enseña a los varones que el cuerpo de las mujeres, no se toca, no se viola, no se quema, ni se mata. Ni enseña a la sociedad en general, a responder (porque son cómplices) ante la violencia. A problemas estructurales soluciones transversales. Presidente Vizcarra, ¿qué tal si empezamos educando? Y respondemos de verdad ante este problema, o ¿cuántas Eyvis, Rosas y Glorias más tienen que haber?


Escrito por

Clarys Cárdenas Torres

Comunicadora, cusqueña, feminista.


Publicado en